Connect with us

Tecnologia

Esta versión para niños del Aston Martin de James Bond es increíble

Una compañía llamada The Little Car Company se ha asociado con los responsables de la saga James Bond para celebrar el estreno de su nueva película con un lanzamiento muy peculiar: una versión en miniatura apta para niños del Aston Martin DB5 que conduce el 007 en la película No Time to Die. El problema es que cuesta más que muchos autos reales.

¿Pero acaso no luce impresionante?

Recuerdo, cuando era un niño pequeño, ocasionalmente encontraba a algún otro niño en un parque o zona residencial conduciendo lo que parecía ser una versión miniatura de un Jeep real, que iba ridículamente lento. ¡Hey! ¡Es un auto para niños! ¿Qué esperaba? Por supuesto, y como muchos otros, no tuve uno de estos, pero no tengo nada que reprochar a mis padres al respecto (e igual a mis 33 años yo mismo me compro mis juguetes que no llamo juguetes sino figuras de acción para sentirme mas adulto). Eran particularmente costosos, solo unos pocos podían tenerlo en mi ciudad y en mi país en Latinoamérica.

Pero un Aston Martin en miniatura que cuesta 120.000 dólares es una idea que jamás se me pasó por la cabeza que iba a existir. Y aquí está, en toda su gloria, para el disfrute de un puñado de niños de familias que puedan pagarlo. El pequeño auto incluso cuenta con gadgets y “armas” escondidas al mejor estilo de James Bond. Es, sencillamente, genial y confieso que me gustaría conducirlo.

Imagen para el artículo titulado Vas a querer tener 10 años (y mucho dinero) tras ver esta versión para niños del Aston Martin de James Bond

Por supuesto, se pueden acceder a todos estos gadgets desde un “panel de control” digno de espías.

Según sus responsables, se trata de una versión de escala al 66% de un Aston Martin DB5 real. Y es que no solo puede ser conducido por un niño, sino que incluso un adulto puede viajar como acompañante si así lo desea, como se puede ver en el video de presentación del pequeño auto. La réplica cuenta con armas de fuego (falsas, por supuesto) que salen de detrás de los faros con solo presionar un botón, pantallas LCD en la parte frontal y trasera del auto para cambiar las matrículas y así escapar de tus perseguidores, y la posibilidad de echar humo por la parte trasera para confundir a quien se atreva a intentar atraparte.

El Aston Martin DB5 Junior es eléctrico, por supuesto, y su batería tiene una autonomía de una hora por cada carga. Y aparentemente, según sus creadores, puede alcanzar los 70 kilómetros por hora, lo cual es considerablemente arriesgado para poner a un niño al volante, pero bueno, es un niño espía, después de todo. Como ya mencioné anteriormente, su precio es de 123.000 dólares.

No es la primera vez que vemos réplicas para niños de autos reales o de las películas. Tesla tiene una versión para los más chicos de uno de sus autos, e incluso el mítico Jeep de Jurassic Park está disponible para el o los peques de la casa. En mi caso, me conformo con el Tesla Cybertruck a control remoto de Hot Wheels que luce espectacular.

Imagen para el artículo titulado Vas a querer tener 10 años (y mucho dinero) tras ver esta versión para niños del Aston Martin de James Bond

Imagen para el artículo titulado Vas a querer tener 10 años (y mucho dinero) tras ver esta versión para niños del Aston Martin de James Bond

Advertisement
Click to comment
Advertisement

Facebook

Tendencia