Connect with us

Olímpicos

Juegos Olímpicos: con polémica, llama Olímpica inicia su camino a Tokio

Juegos Olímpicos: con polémica, llama Olímpica inicia su camino a Tokio

Fukushima, Japón (CNN) — El evento estaba destinado a abrir el telón a miles de fanáticos del deporte, una celebración de la recuperación de Japón de un desastre nuclear de hace 10 años, que mostraría a un país que emerge con fuerza de años de pesimismo económico.

Pero el Gran Comienzo del Relevo de la Antorcha Olímpica en Fukushima se cerró al público el jueves. Esto mientras las integrantes del equipo de fútbol femenino de Japón se preparaban para iniciar el viaje nacional de 121 días de la llama hasta Tokio.

En medio de la pandemia, cualquiera que no estuviera entre los 300 participantes y funcionarios invitados solo pudo ver una transmisión en vivo del evento en el Centro Nacional de Capacitación J-Village de Fukushima.

En 2011, el sitio se utilizó como base operativa para los esfuerzos de socorro luego del terremoto y descomunal tsunami que aquel 11 de marzo desencadenaron un colapso en la planta de energía nuclear de Fukushima Daiichi. Los organizadores de Tokio 2020 eligieron Fukushima como punto de partida del relevo de la antorcha para resaltar la recuperación de la región del triple desastre. Desde allí, 10.000 corredores llevarán la antorcha a través de las 47 prefecturas de Japón, en una demostración de unidad nacional.

El antes y el después de Fukushima 0:47

Pero en las últimas semanas, la narrativa positiva se ha estancado. Algunos residentes de Fukushima argumentan que la región está lejos de recuperarse. Varios portadores famosos de la antorcha, que se esperaba que atrajeran a grandes multitudes a lo largo de la ruta del relevo, se retiraron del evento, citando preocupaciones por el covid-19.

publicidad

En febrero, la prefectura occidental de Shimane incluso amenazó con cancelar los eventos de relevo de la antorcha si los casos de coronavirus no disminuían, según informes de los medios locales, y dijeron que se tomaría una decisión en abril.

La semana pasada, los organizadores olímpicos dijeron que los aplazados Juegos de Tokio 2020, ahora programados para el 23 de julio al 8 de agosto de 2021, seguirían adelante sin espectadores extranjeros. Los Juegos Paralímpicos, del 24 de agosto al 5 de septiembre de este año, tampoco darían la bienvenida a los fanáticos provenientes de otros países, dijeron.

Con los costos y los desafíos logísticos en aumento en medio de la pandemia, el apoyo público al evento deportivo de gran éxito ha caído a un mínimo histórico en Japón. A principios de este año, una encuesta de la cadena pública NHK mostró que el 77% de los encuestados quiere que los Juegos de Tokio se cancelen o se sigan posponiendo.

A medida que la pandemia continúa sacudiendo al mundo y los organizadores lidian con las complejidades de realizar el megaevento deportivo más tarde de lo planeado, muchos se preguntan si los Juegos Olímpicos han perdido su brillo.

Una mujer lleva a un niño en un cochecito frente a un lugar de relevo de antorchas en la ciudad de Naraha, el 25 de marzo.

Los Juegos Olímpicos, un espectáculo empañado por la polémica

En esencia, los Juegos Olímpicos modernos, celebrados por primera vez en Atenas en 1896, simbolizan la paz, la armonía y la solidaridad entre las naciones, según los organizadores, el Comité Olímpico Internacional (COI).

Pero sería difícil encontrar un ejemplo de unos Juegos Olímpicos sin escándalos políticos, económicos o culturales, según Lee Jung-woo, experto en Diplomacia Deportiva y Relaciones Internacionales de la Universidad de Edimburgo.

Lee cita como ejemplos los Juegos Olímpicos de Berlín, de 1936, empañados por la propaganda nazi, y los de Ciudad de México, en 1968, cuando los Juegos siguieron a una masacre militar de civiles desarmados que protestaban contra el evento que se celebraba allí.

10.000 portadores de la antorcha ayudarán a pasar la antorcha de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 por 47 prefecturas hasta que la antorcha llegue al estadio de Tokio, el 23 de julio de 2021.

También se destacan los de Montreal, donde los contribuyentes tardaron tres décadas en pagar las deudas por albergar los Juegos de verano de 1976.

Dejando a un lado los problemas de la pandemia, Tokio 2020 también se ha visto afectada por escándalos, incluido el supuesto plagio de un logotipo olímpico y la renuncia del presidente del comité organizador por comentarios sexistas sobre las mujeres.

Otro problema es que el ex primer ministro japonés Shinzo Abe, quien renunció en agosto, inicialmente tenía la intención de usar los Juegos Olímpicos como una plataforma para construir su campaña de reelección, contaminando la percepción pública de los Juegos desde el principio, según Simon Chadwick, director de Eurasian Sport en Emlyon Business School en Francia.

«No creo que alguna vez hubo un consenso o acuerdo popular en todo Japón de que el país necesitaba albergar los Juegos Olímpicos», dijo.

Fukushima 2011, entre la emergencia y la euforia 3:32

En Fukushima, los sentimientos hacia los Juegos Olímpicos se mezclan.

El relevo es un momento de triunfo personal para Takayuki Ueno, de 46 años, un portador de la antorcha de la ciudad de Minamisoma, cuya hija de 8 años, su hijo de 3 años y sus padres murieron en el tsunami de 2011. «Voy a correr con una sonrisa, para que mis padres e hijos, a quienes perdí, no se preocupen por mí», dijo.

El estudiante de secundaria, Ryoji Sakuma, solo pudo regresar a la aldea de Katsurao hace tres años cuando se levantaron las órdenes de evacuación. El portador de la antorcha de 16 años ayuda en la granja lechera de su familia y dijo que quería mostrarle al mundo cuánto se había recuperado Fukushima y que, a pesar de los rumores, sus productos son seguros para comer.

Pero Saki Ookawara, portavoz de una organización que aboga por los evacuados desplazados por el colapso nuclear, dijo que el Gobierno está utilizando los Juegos Olímpicos como una herramienta política para demostrar que Japón ha superado las repercusiones del triple desastre, cuando ese no es estrictamente el caso.

Aunque muchas comunidades se han reconstruido, hay hasta 35.703 evacuados nucleares que aún no han podido regresar a sus hogares en la prefectura de Fukushima hasta este mes, según el Gobierno local. «No entiendo por qué Japón está organizando unos Juegos Olímpicos cuando el desastre nuclear no se ha resuelto por completo», dijo Ookawara.

El enfoque que le darán los Juegos Olímpicos a Japón

Todo el simbolismo de los Juegos Olímpicos y el relevo de la antorcha ha cambiado en medio de la pandemia, según Barbara Holthus, subdirectora del Instituto Alemán de Estudios Japoneses.

«La idea original de Tokio era mostrar al mundo lo genial que es Japón; fue una oportunidad para que el país se reinventara y se uniera como uno solo. Se esperaba que 40 millones de visitantes llegaran a Japón en 2020 para darle al país una impulso económico, pero nada de eso está sucediendo. Los Juegos Olímpicos están fallando en cualquier escenario», dijo Holthus.

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 ya son los Juegos de verano más caros de la historia, con el aplazamiento de un año del evento aumentando el costo al menos US$ 15.000 millones para un total de US$ 25.000 millones, según informes de medios japoneses.

Realizar el evento deportivo más complejo del mundo, en el que participan más de 11.000 atletas de más de 200 países que deben mantenerse a salvo, tampoco será una tarea fácil.

Comienza el relevo de la antorcha olímpica de Tokio 2020 1:03

Los organizadores ahora están compitiendo para determinar cómo Tokio puede organizar el evento de manera segura, especialmente considerando que la capital solo levantó su tercer estado de emergencia el lunes luego de una tercera ola de infecciones.

Las autoridades deben descubrir cómo proteger no solo a los atletas, sino también a los ciudadanos del área metropolitana más poblada del mundo, una tarea abrumadora considerando la enorme población de ancianos de Japón y su implementación más lenta de lo esperado de las vacunas contra el coronavirus.

Ayako Kajiwara, una enfermera que trabaja en un hospital cerca de Tokio, dijo que esperaba que se aceleraran las vacunas en el país para proteger mejor a la población. «Algunas personas en Japón piensan que los Juegos deberían cancelarse [pero] otros ya han comprado entradas para eventos», dijo.

«Para mí, los Juegos Olímpicos representan la idea de que el mundo se unirá y me gustaría tener algo de esperanza. Me preocupa lo que sucederá si no se sigue adelante, ya que los contribuyentes podrían soportar la carga», agregó.

Dado que Tokio 2020 será el primer megaevento deportivo celebrado durante la pandemia, las medidas de salud y seguridad implementadas, ya sean exitosas o no, podrían servir como marcadores útiles para futuras competiciones deportivas internacionales.

«En ese sentido, el programa anticoronavirus de Tokio se marcaría como un legado duradero de estos Juegos Olímpicos», dijo Lee.

Se encarecen los Juegos Olímpicos de Tokio en 2021 (Video de diciembre de 2020) 0:37

Legado olímpico

Los Juegos más exitosos son aquellos diseñados para dejar un legado positivo, según Chadwick, el experto en Negocios Deportivos.

Por ejemplo, los Juegos de Barcelona, en 1992, impulsaron la regeneración urbana de la ciudad, ya que la remodelación del desarrollo frente al mar de la Villa Olímpica y el puerto hizo que las playas fueran accesibles al público. Los sistemas de metro se ampliaron y las carreteras que conectan la ciudad fueron turboalimentadas, según un informe publicado en la revista Environment and Planning.

De manera similar, nueve años después de albergar los Juegos Olímpicos de 2012, Londres ha logrado atraer negocios y visitantes al Parque Olímpico Queen Elizabeth, un antiguo distrito postindustrial en el este de la capital británica.

Lee, el experto en Diplomacia Deportiva, dijo que los Juegos de 2024, en París, seguidos de los Juegos de Los Ángeles, en 2028, muestran que las democracias occidentales todavía quieren albergar los Juegos Olímpicos.

Sin embargo, dado que los países anfitriones y sus poblaciones influyen en los altos costos económicos y ambientales de los Juegos Olímpicos, son los regímenes autoritarios los que han adoptado los Juegos como una herramienta de poder blando.

«Las potencias emergentes no liberales tienden a organizar los Juegos Olímpicos a toda costa para impresionar al público mundial», dijo Lee.

Por ejemplo, China nunca había sido sede de los Juegos Olímpicos antes de 2008. Pero unos 14 años después de albergar sus Juegos Olímpicos de verano, Beijing se convertirá en la primera ciudad en albergar las ediciones de verano e invierno de los Juegos, en febrero de 2022, un evento, si tiene éxito, eso podría validar su sistema autoritario, según los observadores.

El futuro de los Juegos Olímpicos

En 2019, el COI trazó nuevas reglas que requerirían que las ciudades futuras que se postulen para ser la sede olímpica ganen un referéndum en casa antes de participar en la carrera.

Esa medida tenía como objetivo reducir las costosas carreras de licitaciones y evitar proyectos «elefantes blancos» derrochadores que cuestan una fortuna construir, pero que tienen poco propósito a largo plazo.

Por ejemplo, el famoso estadio «Bird’s Nest» de Beijing, construido para los Juegos de 2008 a un costo de US$ 460 millones, no se usa mucho en la actualidad.

Los cambios en las reglas también pueden allanar el camino para que las ciudades más pequeñas se unan a la licitación por la ciudad anfitriona, dijo Lee.

La elección del COI de Brisbane, la capital provincial de Queensland, Australia, como «sede preferida» para los Juegos de verano de 2032, muestra que la dirección de los Juegos Olímpicos ya ha cambiado, según Lee.

Lee dijo que el COI eligió Brisbane porque la ciudad ya había sido sede de los Juegos de la Commonwealth 2018 junto con Gold Coast, también en Queensland. «Esto significa que Brisbane no tiene que construir nuevas instalaciones deportivas y aldeas de atletas. Esto haría de los Juegos Olímpicos de Brisbane una opción más sostenible que cualquier otra ciudad candidata para los Juegos Olímpicos de 2032», dijo Lee.

Además, Australia es una de las pocas naciones seguras contra el covid-19 en el mundo en este momento, y esta situación puede haber agregado una ventaja más competitiva a la campaña olímpica de Brisbane, dijo.

De regreso cerca de Tokio, Kajiwara, la enfermera, dijo que el año pasado se inscribió en una lotería que cubría 10 deportes como baloncesto, fútbol, gimnasia rítmica y atletismo, y obtuvo un codiciado boleto para ver la final masculina de 100 metros. Ella solo espera poder ir.

— James Griffiths, Selina Wang y Joshua Berlinger, de CNN, contribuyeron a este informe desde Hong Kong y Tokio.

Advertisement
Click to comment
Advertisement

Facebook

Tendencia