Connect with us

Tecnologia

la carga más rápida en un teléfono Motorola

Imagen para el artículo titulado Análisis del Moto G60S: la carga más rápida en un teléfono Motorola

Foto: Eduardo Marín / Gizmodo.

El 2021 es un año importante para Motorola, porque es el año en el que han redefinido la que quizás es su línea de smartphones más importante y con más legado en los últimos años: la familia Moto G. Este año hubo un antes y un después para los Moto G, que comenzó con modelos como el económico y prometedor Moto G30, y el versátil y potente Moto G100.

Pero tradicionalmente, en Moto ya nos tienen acostumbrados a, entre generaciones, presentar algunos dispositivos que incluyan, entre todas sus características, un aspecto que destaque, que los haga diferentes y que, con suerte, después veremos adoptar en el resto de modelos. Pasó con aquellos primeros modelos con lentes Macro, por ejemplo, y también con los primeros modelos de Moto G versión “Power” que han traído consigo baterías de 5.000mAh y después de 6.000 mAh.

Ahora es el turno de la carga rápida, o mejor dicho, de la carga realmente rápida.

Imagen para el artículo titulado Análisis del Moto G60S: la carga más rápida en un teléfono Motorola

Foto: Eduardo Marín / Gizmodo.

El Moto G60S incluye un cargador de la línea “TurboPower” de Motorola que no habíamos visto hasta ahora en la marca: un cargador de 50W. Sí, algunas compañías cuentan con cargas más rápidas que esta, pero es una primera vez para Moto, una primera vez que seguro se repetirá en otros modelos, desde los más costosos hasta algunos económicos, como justamente es el caso del G60S, un gama media que cumple muy bien en algunos factores y no tanto en otros, pero cuyas pruebas con la carga rápida me han dejado más que satisfecho.


Hablemos de la carga y la batería

Al abrir la caja del Moto G60S lo primero que encuentras es el teléfono con su funda incluida, algo con lo que Moto todavía consiente a sus usuarios. Debajo del teléfono se encuentra un cable USB-C y un enorme bloque de carga con el número “50″. Moto todavía no nos obliga a comprar un cargador, viene incluido en la caja, y además de agradecerlo, no deja de sorprenderme que esto sea motivo de celebración. Según Moto, este cargador ofrece “hasta 12 horas de autonomía en solo 12 minutos de carga”. ¿Lo cumple?

La respuesta corta es: a veces. Es cierto, el cargador de 50W es realmente rápido. En apenas 12 minutos de carga pude obtener entre un 28% y un 36% de carga, dependiendo de la situación. Por ejemplo, en una de mis pruebas mantuve la pantalla del teléfono encendida con el brillo al máximo durante toda la carga (para grabar un timelapse del proceso). Por supuesto, esto significaba que el teléfono consumía batería al mismo tiempo que recargaba, por lo que la carga obtenida fue menor (28%). En otra de mis pruebas, obtuve un 36% de carga con el teléfono apagado y la batería completamente agotada (es decir, en 0% de carga).

Esto significó, en mis pruebas, entre 8 y 12 horas de uso, de nuevo, dependiendo de la situación. En las pruebas en las que más salí de casa (lo que significa variar entre una conexión a WiFi y una a redes móviles o LTE, esta última consumiendo más batería en cualquier teléfono), siendo un usuario intensivo o heavy user como soy, obtuve una autonomía más cercana a entre 7 y 8 horas. En los días que no salí de casa sino todo el tiempo conectado a WiFi (excepto la salida ocasional para sacar al perro), y siendo un usuario intensivo, pero aún así, trabajando en gran parte desde mi computadora, la autonomía sí alcanzaba, y a veces superaba, las 12 horas. De nuevo, depende del contexto.

Sin embargo, indiferentemente del caso es extremadamente útil el poder conectar el teléfono para recargar su batería en la mañana mientras te cepillas los dientes, te duchas y vistes antes de salir de casa. Y si a eso añades tomarte una taza de café puedes estar seguro de que esa tarde llegarás a casa con el teléfono aún encendido.

En cuanto a la autonomía de la batería con cargas completas, los resultados eran justamente los que esperaba (para bien), conociendo a la marca y sus teléfonos de los últimos años: entre 1 día y medio y 2 días de batería, con más de 8 horas de uso de pantalla. El último 10% de batería, sin embargo, se agotó más rápido de lo que me gustaría en algunas de mis pruebas, aunque en ese aspecto puede ayudarnos utilizar el “Modo de Ahorro de energía” del teléfono (en mis pruebas, evité usarlo en la mayoría de casos). Tomemos en cuenta que el G60S cuenta con una batería de 5.000 mAh, una buena capacidad que ya está presente en casi todos los teléfonos Motorola, excepto algunos afortunados que cuentan con 6.000 mAh. En general, cargar la batería del teléfono por completo, de 1% o 2% hasta el 100%, me tomó un promedio de 43 a 47 minutos.

Dejemos la batería y su carga de lado, lo que creo es su aspecto más interesante, y hablemos del resto del teléfono.

Imagen para el artículo titulado Análisis del Moto G60S: la carga más rápida en un teléfono Motorola

Foto: Eduardo Marín / Gizmodo.

La pantalla del G60S es de 6,8 pulgadas y tiene una resolución de 2640×1080 píxeles, y lo que es más sorprendente e interesante, tiene una tasa de refresco de hasta 120 Hz, lo que le da esa fluidez de movimiento y uso a la que ya nos hemos ido acostumbrando durante los últimos dos años. Una vez que pruebas una tasa de refresco de al menos 90 Hz, es que no hay vuelta atrás. Además, el panel del G60S se desenvuelve de manera satisfactoria en exteriores, lo que significa que durante la mayoría de mis pruebas pude ver la pantalla sin problema bajo la luz del Sol, con algunas excepciones. No es perfecta, pero es una buena pantalla para su gama, que es algo muy importante a tener en cuenta.

Y justamente debido a esa gama a la que pertenece, cuenta con un procesador que cumple lo justo para algunos juegos exigentes, pero se desenvuelve lo suficientemente bien en el uso diario o enfocado en la productividad. Tuve una grata experiencia con la multitarea, incluso dividiendo la pantalla para ver dos aplicaciones al mismo tiempo, algo que ya he me acostumbrado a hacer constantemente en todos los teléfonos que pasan por mis manos (nada como ver YouTube y Twitter al mismo tiempo antes de dormir, ¿cierto?). Sus 6 GB de RAM cumplen, pero no esperemos una rapidez o gestión de una docena de apps en segundo plano como la ofrece el G100, por ejemplo. De nuevo, el G60S es un teléfono que cuesta 250 euros en España y 45.999 pesos en Argentina.

En materia de fotografía, tuve resultados buenos y no tan buenos. La poca nitidez en las fotos con poca iluminación es un problema que a veces es común en los teléfonos Motorola de gama media o baja, pero que afortunadamente no sucede en los teléfonos de gama más alta de la marca (siempre hay un balance entre precio y especificaciones, en todos los smartphones del mercado). En condiciones de buena iluminación, e incluso de iluminación intermedia, pude obtener buenos resultados. Incluso la cámara para selfies me dejó satisfecho con su calidad para videollamadas, algo tan común hoy en día.


En conclusión

Motorola ha comenzado a incursionar en una carga súper rápida con el G60S, esa es la columna vertebral de este teléfono en materia de atractivo. Eso, y lo que ofrece por su precio, por supuesto. Si buscas un teléfono con un precio asequible y eres de los que siempre olvida cargar la batería del teléfono y lo recuerdas justo antes de salir, este podría ser una buena opción. De resto, cruzo los dedos para que Motorola siga su tradición de incorporar nuevas características en otros smartphones después de presentarla en un primer modelo. En otras palabras, me gustaría mucho ver este cargador de 50W en más cajas de otros teléfonos Motorola.

Advertisement
Click to comment
Advertisement

Facebook

Tendencia