Connect with us

Belleza

Las coletas se reinventan y te enseñamos a hacerlas

Las coletas van a ser uno de los recogidos del otoño y llegan más creativas que nunca para adaptarse a tu estilo y ánimo, así como a las diferentes ocasiones en las que puedas lucirlas.

Te adelantamos que la inspiración retro es una de las claves para darle forma, pero como todo, actualizado. La década de los sesenta, los setenta, los ochenta y los noventa nos hacen diferentes propuestas que no tenemos que reproducir de forma literal, pero sí adaptar su espíritu a cómo nos sentimos hoy en día.

Coleta glamurosa

Si te gusta darle a tu look un toque glam, inspírate en los acabados perfectos y brillantes de los sesenta. Recurre a coletas altas, tanto en versión semirrecogido como recogido tirante. Puedes hacerlo peinado hacia atrás o hacia un lado, creando un falso flequillo.

La melena debe estar lisa y si quieres darle un toque de distinción, deja las puntas hacia afuera en vez de rectas.

A la hora de anudar, dependiendo de la imagen que quieras, escoge un lazo o una goma que pase desapercibida para taparlo con un mechón del propio pelo.

«Este tipo de recogidos es perfecto para añadir altura a tu figura y estilizar el rostro», añade Raquel Saiz de Salón Blue by Raquel Saiz desde Torrelavega (Santander).

Coletas que se multiplican

«Las coletas bajas también cuentan con su espacio y la mejor manera de actualizarlas es incluir un complemento. Un lazo, un pañuelo, un scrunchie… Son solo ideas para revitalizar este sencillo, pero no por eso, menos divertido recogido. Atrévete a girar la coleta y vuelve a anudarla cerca de las puntas. Si quieres un acabado boho, te recomiendo que texturices la melena, creando ondas suaves. Añade un espray para ondas o utiliza un styler. Así tendrás más volumen y podrás dejar algunos mechones sueltos«, recomienda Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros desde Málaga.

Burbujas para una coleta

«Las coletas altas con burbuja se han convertido en imprescindibles y aptas para cualquier evento. Podemos hacerlas anudando con lazos, elásticos invisibles o el propio pelo. En cualquier caso, lo que necesitamos son gomas finas, si son transparentes, mejor. Haremos la coleta sin apretar demasiado, así podremos crear el volumen, abrirlas, con las manos. Si queremos añadir un complemento, lo incluiremos una vez hemos acabado. Si lo que nos proponemos es tapar la sujeción con un mechón, lo tenemos que hacer mientras hacemos la coleta. El truco para conseguirlo es levantar con un dedo la goma y girar el mechón sobre la coleta para introducir las puntas por debajo del elástico. Con las manos lo colocaremos bien para que no sea visible», aconseja Felicitas Ordás de Felicitas Hair desde Mataró (Barcelona).

Coletas que le hacen un guiño a las trenzas

«Las coletas se mezclan con las trenzas y viceversa, no para restarse protagonismo, sino todo lo contrario, para enfatizar su poder. La forma de combinarlas es libre. Desde trenzas de raíz a los lados que acaban en coleta baja, a una coleta que se mezcla con varias mini trenzas. Para que queden perfectas es preferible aplicar un producto de acabado que le dé consistencia al cabello y que asegure la textura que le queremos dar sin que se despeine fácilmente», recomienda Manuel Mon de Manuel Mon Estilistas desde Oviedo.

Advertisement
Click to comment
Advertisement

Facebook

Tendencia