Londres.- El duque de Sussex ha perdido una querella por libelo interpuesta contra el grupo propietario del dominical británico The Mail On Sunday acerca de un artículo en el que se aludía a una demanda del príncipe Enrique (Harry) contra el ministerio de Interior.

El hijo menor del rey Carlos III, de 39 años, había llevado ante la justicia británica a Associated Newspapers Limited (ANL) -dueño del citado tabloide- por un artículo publicado en febrero de 2022 que comentaba los cambios introducidos por Interior a la financiación pública de la seguridad de Enrique y su familia cuando visitan el Reino Unido.

El artículo divulgado por el Mail On Sunday afirmaba que el duque «intentó mantener en secreto los pormenores de su batalla legal (con el Gobierno) para que se le reinstaurara su protección policial».

Según el equipo de la defensa legal del príncipe, esa historia supuso «una ataque contra su honestidad e integridad» y socavaba el trabajo que desempeña el príncipe con organizaciones benéficas así como sus esfuerzos para erradicar la desinformación en línea.

Por su parte, ANL considera que el artículo en cuestión expresaba una «opinión honesta» y no ocasionaba «un daño grave» a la reputación del duque.

En un dictamen por escrito dado hoy a conocer, el juez James Nicklin rechazó «desestimar» la defensa de ANL, tal y como solicitaba la defensa del príncipe.

Otro caso judicial

En otro caso judicial abierto por separado, el duque de Sussex consideró ayer ante el Tribunal Superior de Londres que el Reino Unido no puede ser un hogar para su familia «si no es posible mantenerlos a salvo».

Te puede interesar: Ozuna y El Rubio Acordeón rinden tributo al merengue típico con ‘La Propuesta’

Entre las varias batallas judiciales que tiene abiertas el príncipe actualmente en tribunales de este país, ayer se celebró una vista -en la que no estuvo presente- con relación a la decisión del ministerio británico de Interior de retirarle la protección policial cuando visita el Reino Unido, después de que el duque de Sussex dejara de trabajar para la familia real en 2020.

En la declaración escrita expuesta ayer por el equipo legal del príncipe, el príncipe indicó que tanto él como su esposa, Meghan, fueron «obligados» a abandonar el Reino Unido en 2020, cuando se desvincularon de la Monarquía británica. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *